Cambiamos el Mundo

Te contamos nuestros microproyectos. Si quieres ayudarnos y colaborar junto a nosotros en acciones que contribuyan a llevar un poco de esperanza al otro lado del mundo, puedes hacerlo con una pequeña aportación económica.

¡Conseguido!, Microproyecto 9: atención a personas con adición al alcohol

¡Finalmente lo logramos!. Gracias a la Parroquia La Milagrosa de Madrid. Gracias a todos y cada uno de los feligreses que han colaborado en ayudarnos a poder llevar a cabo nuestro sueño.

Hemos alcanzado los 561 € que necesitábamos para poder poner en marcha el proyecto de acompañamiento a los familiares, tanto a los adultos como a los niños, que conviven dentro del entorno de la persona con adición al alcohol en Lobito (Angola).

Gracias a todos por colaborar en una de las muchas acciones de cooperación para el desarrollo, que estamos llevando a cabo en Angola, con el dinero recaudado podremos acompañar a los familiares, tanto a los adultos como a los niños que conviven dentro del entorno de la persona con adición al alcohol, a través de la formación de grupos de terapia familiar y de diferentes actividades de prevención y formación en la ciudad de Lobito.

Desde el Área de Intervención Social de nuestra Comunidad Misionera en Angola, vemos el alcoholismo como una problemática grave que afecta a muchos hombres y mujeres. El consumo excesivo de bebidas alcohólicas, además de los graves riesgos que provoca en la salud, es considerado como causa principal de violencia de género y un factor determinante en los conflictos del hogar, abusos sexuales a menores, homicidios y accidentes de tráfico, entre otros. También es considerado la segunda causa más común de trastornos mentales.

El problema del alcoholismo no puede ser minimizado, a juzgar por la alarmar de la situación que resulta en desestructuración de muchas familias. Se trata de un problema coyuntural cuyas causas son sociales. El la adicción al alcohol no afecta solo a las personas que consumen bebidas alcohólicas habitualmente. Los miembros de su familia y las personas próximas, viven desequilibrios personales en el plano afectivo, social y económico en lo cotidiano, sintiéndose tan desamparados como el propio alcohólico. La dependencia alcanza a toda la familia, la divide y la aísla. Los sentimientos, los pensamientos y los comportamientos de cada miembro da familia son dirigidos para el consumo de bebidas alcohólicas por el familiar dependiente. El alcoholismo es, por tanto, más que un problema individual, en la medida en que alcanza a todos los miembros del entorno cercano. Es considerado un problema familiar, una vez que el sufrimiento es de todos y no solo del dependiente. Comienzan a surgir los problemas paralelos del alcoholismo como accidentes de tránsito, violencia, pérdida de empleo, decadencia social, financiera e moral. En definitiva provoca sufrimiento y numerosos desajustes personales y familiares. La familia, al igual que el alcohólico también debe concientizarse, pedir ayuda y recibir una atención psicosocial. El proyecto pretende brindar una alternativa de apoyo a estas familias para poder reducir el daño causado por el alcoholismo en el seno familiar.

Con el dinero recaudado podremos realizar:
– Atención a familiares de alcohólicos.
– Visitas familiares.
– Grupos de apoyo de familiares.
– Talleres mensuales de formación con adultos
– Talleres mensuales de formación con niños
– Participación familiar en acciones de prevención en la comunidad.
– Retiros, convivencias y celebraciones.

¡GRACIAS A TODOS POR AYUDARNOS A AYUDAR!

(Aunque el reto está alcanzado, hasta el día 31 de diciembre de este año puedes seguir colaborando con este microproyecto. El dinero irá destinado a los gastos generales del proyecto, repercutiéndolo siempre de manera directa en las necesidades de los adultos, los niños y sus familias: http://bit.ly/MiseviMicroproyecto9-2017)

Danos tu opinión