Cambiamos el Mundo

Te contamos nuestros microproyectos. Si quieres ayudarnos y colaborar junto a nosotros en acciones que contribuyan a llevar un poco de esperanza al otro lado del mundo, puedes hacerlo con una pequeña aportación económica.

¡Conseguido!, Microproyecto 5: COMPLEMENTO NUTRICIONAL PARA LOS NIÑOS DEL CENTRO SIGAMOS

¡Finalmente lo logramos!. Gracias a «Proyecto Esfera. Colegio San José y San Andrés. Massanassa» y a «Cena Solidaria de Zarautz». hemos podido llevar a cabo nuestro sueño.

Hemos alcanzado más de los 1.560 € que necesitábamos para poder ofrecer un complemento nutricional para los chavales con discapacidad del Centro Sigamos de Sacaba (Bolivia).

Gracias a todos por colaborar en una de las muchas acciones de cooperación para el desarrollo, que estamos llevando a cabo en Bolivia, con el dinero recaudado podremos comprar alimentos básicos para niños y niñas con discapacidad que además tienen problemas de desnutrición.

Desde el Área de Educación de nuestra Comunidad Misionera en Boliviatenemos en marcha el Centro Sigamos que es un proyecto de atención especializada a los niños y niñas y jóvenes con discapacidad. La realidad se caracteriza por la exclusión, la falta de interés y voluntad política, la inexistencia de servicios de salud adecuados, de propuestas de educación especial y la negativa de la comunidad y de la propia familia a aceptar a los niños con discapacidad. En este centro de día los niños reciben atención personalizada según su diagnóstico. Todos ellos provienen de familias con bajos recursos en situación de riesgo social y en su mayoría pertenecen al área rural. El trabajo de acompañamiento e inclusión de las familias en el proceso de rehabilitación de sus hijos completa la labor que desarrolla el centro. Seis son las profesionales que hoy en día se hacen cargo del proyecto: cuatro profesoras, una psicóloga, una pedagoga, y una fisioterapeuta (esta última también se desplaza a las viviendas de los chicos que no pueden acudir al centro para recibir tratamiento). Entre uno y dieciocho años son las edades de los chicos y chicas que se atienden en el centro, en cuatro aulas diferenciadas en función de su grado de autonomía, edad y recursos que precisan. Fundamentalmente se trabaja en base a cuatro líneas de acción: educación, higiene, alimentación y seguimiento y apoyo familiar.

En el marco de la población que atiende el Centro Sigamos, existe un grupo de niñas y niños con discapacidad múltiple que precisan de un suplemento nutricional por sus limitaciones para ingerir alimentos, lo que ocasiona un grado de desnutrición muy importante. Los suplementos alimenticios son de un costo elevado para que sus padres puedan dar continuidad a este suplemento, ya que por toda la inversión económica que conlleva la situación social y sanitaria de sus hijos, existen otros muchos gastos, a los que se suman todos los básicos del hogar.

¡GRACIAS A TODOS POR AYUDARNOS A AYUDAR!

Danos tu opinión